Su origen estaba referente a el colchon. Igual que todos los adictos, no tenia noticia sobre el calor.

Su origen estaba referente a el colchon. Igual que todos los adictos, no tenia noticia sobre el calor. Ella estaba furiosa. Se me acerco rugiendo, no Existen otra maneras de describir el estruendo, me recordo a mi perra cuando se rompio la pelvis y no ha transpirado estaba enloquecida sobre dolor pero habia dejado de quejarse asi­ como simplemente grunia. —Adonde te lo llevaste, hija de puta? Que le queres hacer, eh, eh? Ni se te ocurra tocar a mi hijo! Estaba tan cerca que le veia cada uno de los dientes, como le sangraban las encias, los labios quemados por la pipa, el hedor a alquitran en el aliento. —Le compre un helado —le grite, asi­ como retrocedi cuando vi que tenia la botella rota en la mano, con la que pensaba atacarme. —Raja o te reducido, hija de puta! El chico sucio miraba el pavimento, igual que si no estuviera pasando nada, igual que En caso de que nos conociera, ni a su origen ni a mi. Me enoje con el. Que desagradecido el pendejo, pense, asi­ como sali corriendo. Entre en mi hogar lo mas rapido que pude, si bien las manos me temblaban desplazandolo hacia el pelo me costo dar con la espita. Encendi todas las luces, en mi cuadra no se habia cortado la electricidad, por fortuna tenia miedo de que la origen mandara a alguien a buscarme, a pegarme, no sabia que podia pasarle por la comienzo, no sabia que amigos tenia en la cuadra, no sabia ninguna cosa sobre la novia. Luego de un rato, subi al primer piso desplazandolo hacia el...